Skip to main

Posición en relación a usos racistas y discriminatorios del lenguaje

Posición en relación a usos racistas y discriminatorios del lenguaje

 

                                                        Montevideo, 20 de marzo de 2013

 

La Academia Nacional de Letras con motivo de la campaña de recolección de firmas para solicitar a la Real Academia Española la supresión del Diccionario de la expresión “Trabajar como negro”, considera oportuno hacer las siguientes consideraciones:

1) La ANL valora toda oportunidad de reflexión sobre el uso del lenguaje porque es una forma más de mejoramiento y de construcción colectiva de conocimiento, pero no comparte acciones que, como se verá, carecen de fundamentos sólidos.

2) La Academia se encarga de estudiar, explicar y promover en lo posible la literatura y la lengua española, y su buen uso cotidiano o escrito, en la oralidad o en la formalidad de la escritura. También asesora y fundamenta el uso ajustado de los recursos expresivos, ya que afirman la libertad y la construcción de una ciudadanía responsable, consciente de derechos y deberes.

3) Por tanto reconoce la legitimidad de la campaña mencionada como parte de un largo proceso de luchas por la emancipación, en este caso tendientes a superar las prácticas racistas.

4) La ANL forma parte de la Asociación de Academias de la Lengua Española como uno de sus 22 miembros, asociación que también integra la Real Academia Española que es la más antigua. La ANL es una institución autónoma que como miembro de esta organización del mundo hispano trabaja en colaboración y se ajusta a las reglas que en su momento también elaboró y aceptó.

5) Asimismo las academias se ocupan de la elaboración de los diversos diccionarios del español que recogen el léxico de la lengua, sus dichos, sus características, su significado, usos, variantes, etc. y se ocupan de la elaboración de la gramática y la ortografía. Para que una palabra “ingrese” al diccionario tiene que estar documentada en forma indudable. Así es que dada la naturaleza de las academias, el léxico que reúnen los diccionarios adquiere, inevitablemente, cierto carácter normativo.

6) Una lengua natural como el español es socialmente usada como medio privilegiado de comunicación y es un instrumento en continua modificación que refleja cuanto sucede en la sociedad y en el mundo. Todas sus palabras y combinaciones son una posibilidad expresiva con la que cuentan los hablantes para expresar sus ideas, intenciones, deseos, buenos o malos, neutros o mal intencionados, etc. Todo ello debe ser recogido por los diccionarios.

7) El lenguaje como realidad e instrumento de la comunicación social no tiene en sí mismo racismo ni ideología alguna. Otra cosa es la intención con que el lenguaje puede ser usado para seguir practicando discriminación y racismo.

8) Por lo dicho la ANL considera que son necesarias acciones educativas y de promoción social de mediano y largo alcance tendientes a impedir el uso del lenguaje con fines de dominación, extremo que no comparte y rechaza enérgicamente.

9) Es necesario identificar un objetivo más amplio que el de gestionar la supresión del diccionario de una sola de las tantas formas y expresiones que se pueden emplear con intención destructiva y autoritaria. Por tanto la eliminación de palabras o de expresiones no asegura que no sigan siendo utilizadas con esos propósitos ni soluciona el problema de fondo de la discriminación contra toda clase de minorías.

10) La educación en el más amplio sentido y la promoción de la vida social crecientemente integrada y mejorada siguen siendo un imperativo ineludible en una política cultural democrática.

 

                          Adolfo Elizaincín
                              Presidente
                                                                             Ricardo Pallares
                                                                                  Secretario

Ministerio de Educación y Cultura